"Buscando Águilas" | GUERRA ESPIRITUAL ESTRATEGICA | ORACIÓN - INTERCESIÓN | CARTOGRAFIA ESPIRITUAL | MASONERIA | CONGRESO DE INTERCESIÓN PROFETICA | TEMPLO IGLESIA "BUSCANDO AGUILAS" |
 
GUERRA ESPIRITUAL ESTRATEGICA
 
   

Imagen
GUERRA ESPIRITUAL

Introducción

Este estudio es creado para dar al pueblo de Dios, los conocimientos sobre la guerra espiritual, de modo, que pueda desarrollar estrategias contra Satanás y sus aliados y conquistar así, su ciudad para Cristo.
Para entender el propósito de la guerra espiritual, debemos comprender que la misión más importante de todo cristiano, es hacer discípulos a las naciones. (Mateo. 28:19).
Este es un mandato que muchas iglesias toman muy en serio y ponen todo su empeño en hacer campañas, brigadas evangelisticas, visitación casa por casa, etc., sin obtener los resultados deseados.

¿Por qué suceden estas cosas?

La Biblia dice que el mundo esta bajo el maligno (1 Juan 5:19). Por eso al predicar el evangelio se produce un choque de verdades que debe ser acompañado por un choque de poderes, dado que Satanás y su ejercito. Controlan la mente de los incrédulos para que la luz de Cristo no resplandezca sobre ellos. (2 Cor. 4:4).

En el transcurso de este estudio, vamos a ver como operan estas fuerzas del mal y como podemos detenerlas.
Una breve reseña Bíblica nos ayudará a entender mejor el carácter guerrero de los hijos de Dios.

Cuando los israelitas salieron de Egipto, lo hicieron con la esperanza de llegar a la tierra que Dios les había prometido, en la cual fluía leche y miel. Esa era la clase de tierra que Dios quería para ellos, pero debían conquistarla, pues estaba ocupada por otros pueblos.
“Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tu y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel”. (Josué 1:2).
También dice:

“Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”. (Josué 2:3).

En pocas palabras. Ellos tenían que poseer la tierra; enfrentarse a sus enemigos y despojarlos de ella.
Por otro lado, en el Nuevo Testamento, encontramos muchas evidencias de que la iglesia, a pesar de vivir bajo un nuevo y mejor pacto, no perdió el carácter de pueblo guerrero. Para citar un ejemplo vamos a tomar lo escrito por el Apóstol Pablo, a hermanos que vivían en Efeso. (Efesios 6:12)
“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes de maldad en las regiones celestes.

En estos tiempos Dios está levantando intercesores de guerra en todo el mundo que oran y claman por las almas perdidas.
Nuestra tarea como iglesia de Jesucristo, es “rescatar a las almas cautivas e impedir que el enemigo avance sobre nuestras ciudades”......


DEFINICIONES:

Se denomina Guerra Espiritual a la confrontación de poderes espirituales, donde Dios manifiesta su soberanía y poder, por medio de la iglesia sobre Satanás y el mundo. Según Efesios 6: 12,13.

La Guerra Espiritual, no es un fin en si misma, sino, un medio por el cual la iglesia en su conjunto prepara el campo para la evangelización a través de la oración de guerra, dado que el enemigo cegó el entendimiento de los incrédulos, tal como dice la Palabra de Dios.
( 2 Cor. 4: 3,4 . “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”).
Dicho en otras palabras, la guerra espiritual es el elemento necesario para preparar el terreno y así poder plantar la semilla del evangelio.
(“Jeremías 1:10, dice: Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar”).

El objetivo de la Guerra Espiritual, no es destruir a Satanás o a los principados y potestades, sino, rescatar a aquellos que están bajo su dominio, rompiendo todo tipo de maldiciones y ataduras. Esto quiere decir que nuestra atención debe estar centrada en las personas y no en el diablo.
(“Juan 10:10, dice: El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia”).

Debe interpretarse que lo más importante para Jesús es dar vida eterna a los hombres y no destruir al diablo. Su destrucción es algo que está reservado para el día en que será arrojado en el lago de fuego y azufre.
(“Apoc. 20:10. dice: Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”).

La motivación no debe ser el odio a Satanás, sino el amor a las almas.
Esto es lo que la Palabra de Dios nos dice en Mateo 22:39 “ Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Si tenemos odios a Satanás, no podemos hacer guerra espiritual contra él, porque este sentimiento no procede de Dios. No debemos confundir odio con justicia. Lo único que debe motivarnos es el amor por los que se pierden.


NIVELES DE GUERRA ESPIRITUAL

Después de conocer la definición de Guerra Espiritual, debemos poner atención en la forma en que Satanás opera sobre personas y territorios. Para esto, tenemos que separar dicha operación en tres niveles básicos.

- nivel tierra (corazón)
- nivel ocultismo (espiritual)
- nivel aire (estratégico)
-

NIVEL TIERRA (CORAZÓN)

El nivel denominado “TIERRA”, comprende a los espíritus de menor grado que operan sobre las personas de 4 maneras diferentes.
Aquí es donde podemos ver como un individuo es sometido por los poderes de las tinieblas afectando su espíritu, alma y cuerpo.

Enajenación: esta manifestación es la mas fuerte y peligrosa, ya que la persona esta controlada totalmente. O sea, que su mente, su voluntad y su cuerpo, son sometidos por los espíritus que están dentro de la misma.
En este caso los espíritus operan desde el interior de la persona.
(Lucas 8:27. “Al llegar EL a tierra, vino a su encuentro un hombre de la cuidad, endemoniado desde hacia mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros”).

Posesión: Esta manifestación difiere de la anterior, en que el espíritu inmundo no tiene el control total de la persona, sino parcial. Esto quiere decir que la misma puede tener control de su voluntad. Aquí también los demonios operan desde adentro de la persona. Este tipo de genero puede producir enfermedades físicas.
(Marcos 9: 17-18 “Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron”).

Opresión (atormentar): en esta forma de manifestación, el espíritu opera desde afuera de la persona afectando un área de su espíritu, de su mente ó de su cuerpo.
Es importante destacar que en el caso de los cristianos, la opresión demoníaca se manifiesta como consecuencia de puertas abiertas en su vida como pecados, falta de confianza en Dios, temor, rebeldía, falta de perdón, rencor, odio, etc.
(Lucas 6:18 “... y los que habían sido atormentados de espíritus inmundos eran sanados”).

Influencia (tentación): la influencia está dada básicamente en manifestaciones externas, las cuales son producidas en el entorno de la persona a través de situaciones que intentaran llevarla a pecar. También se manifiesta induciendo pensamientos negativos y perversos, que de no resistirlos oportunamente, se pueden tornar bastantes peligrosos. Estos tipos de manifestaciones, van más allá de tener ó no puertas abiertas en la vida y los creyentes son el principal objetivo de la misma.
(Lucas 4:13 “ Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo”).

Fortalezas espirituales:

Se denomina así a los patrones de conducta ó estructura rígidas alojadas en la mente de una persona la cual adquiere a través de distintos tipos de influencias a lo largo de la vida.
Este tipo de influencias puede darse a través de espíritus inmundos, de padres, familiares, cultura, tradiciones, música, tv, etc.
Este fenómeno se manifiesta en forma individual ó colectiva. Algunas formas de manifestaciones son: “ La religiosidad, el fanatismo, el humanismo, la secularización, el ateísmo, los temores, la violencia, etc”.
(Jeremías 9:14 “... antes se fueron tras la imaginación de su corazón, y en pos de los baales, según les enseñaron sus padres”).

Podemos entender a través de este estudio que son muchos, y a veces desconocidos, los espíritus demoníacos que se mueven en nuestro entorno. Pero Dios declara en su palabra: “Mi pueblo fue destruido, porque le falto conocimiento”. (Óseas 4:6).
Pero no solamente del conocimiento de las “maquinaciones del enemigo, o como opera sobre la humanidad” sino también sobre : como opera en mi vida y que cosas hay en mi para que venga una y otra vez y de que manera uso la autoridad que Dios puso en mi vida a través de su palabra.
Veremos con mas detenimiento la forma de operar de los “demonios de menor rango” y de que manera se infiltran en nuestras casas, vidas, familias, iglesias, lideres y autoridades.

Para entender los niveles de la Guerra Espiritual, debemos comprender primero: “Contra que luchamos”, ya que según la palabra inspirada por el Esp. Santo y dada por el Apóstol Pablo a los Efesios: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. (Efesios 6:12).

La realidad de un mundo espiritual

El mundo natural que nos rodea lo podemos palpar, gustar y ver, con nuestros sentidos naturales. Podemos identificar sus colores. Olores, formas y tamaños, pero lo que vemos y palpamos no es todo lo que existe a nuestro alrededor. Hay un mundo paralelo que no se percibe por el ojo humano, es el mundo espiritual. Este mundo o realidad espiritual afecta o influencia de una manera tajante al mundo natural. Es allí donde se dan las mas poderosas y profundas batallas espirituales entre dos reinos que combaten por la posesión del universo; el Reino de Dios y sus ángeles, y el Reino de Satanás y sus demonios. (Apoc. 12).
Es en este mundo espiritual donde percibimos una realidad angélica. Antes que el mundo fuese, Dios había creado los ángeles. Ellos son su ejercito y son los guerreros de Jehová que han aplastado continuamente la obra rebelde de Satanás. Ellos en su manifestación al hombre, para ayudarle a revelar el plan divino, han tomado diversas formas y han demostrado majestuosamente la gloria y el poder de Dios. Los ángeles de Dios se han organizado en forma ordenada para llevar a cabo los designios del Altísimo. Unos son llamados “ángeles guerreros” (Daniel 10; Apoc.12), de los cuales Miguel el Arcángel, es su líder; otros como apunta Hebreos 1:14, son “espíritus ministradores a favor de los redimidos, los cuales son llamados “ángeles mensajeros o enviados” y además tenemos los “ángeles adoradores”, encargados de levantar la alabanza y la adoración suprema al Dios Viviente. Ellos interaccionan, haciendo uso de las facultades y habilidades que el Dios Padre y Creador de todo, les dio para doblegar a Satanás y sus huestes. Ellos son el Ejercito de Jehová que se mueven velozmente como respuesta divina ante la oración intercesora de su Iglesia. No es un mito, es una realidad viva y activa sobre nuestros pueblos, que cuando la Iglesia ora, los ángeles del cielo laboran para lograr los planes de Dios. Aleluya. Todo aquel que ora debe estar conciente de esta gloriosa verdad. Los ángeles de Jehová nos rodean, nos protegen, nos ministran y nos ayudan a obtener la victoria contra nuestros invasores.

El Ejercito de Satanás

Hay cosas que todo intercesor debe saber, esto nos debe dar gozo y aliento para preservar en la confrontación con las fuerzas del mal. Estas verdades son: Satanás no es omnisciente, esto significa que su conocimiento es limitado y esto ante Dios lo hace un perdedor, Aleluya. Satanás no es omnipresente, lo cual implica que el no esta en todas partes a la misma vez. El es un enemigo limitado; esto delante de Dios, quien es Omnipresente, lo hace un perdedor y a Dios lo pone en control de todas las cosas. Satanás no es poderoso; esto significa que su poder puede ser controlado y sometido por un poder mayor. El diablo tiene un poder limitado y limitable a la vez; esto lo coloca ante Dios Todopoderoso como un perdedor. Satanás no es todo sabio, lo cual determina que el es un ignorante de los acontecimientos futuros sobre el universo y lo coloca ante Dios como un enemigo confundido y desconocedor de las decisiones divinas. Ante un Dios que es Todo sabiduría como el nuestro, Satanás es un perdedor. Aun así el se ha organizado con un ejercito de ángeles caídos que tienen su misma naturaleza perversa.
El intercesor no debe ignorar que no hay ningun demonio mejor que otro. No hay diablos caritativos, ni amistosos, ni bondadosos, ni ayudadores, todos tienen las mismas intenciones que su líder: matar, robar y destruir. Nuestra lucha intercesora contra ellos deben ser a muerte, sin misericordia y sin consideraciones de ninguna especie. Ellos no merecen ninguna tregua, sus obras deben ser aniquiladas. El intercesor efectivo debe conocer los elementos básicos de la organización de Satanás y su ejercito, para derribar sus argumentos y para destruir sus maquinaciones.

NIVEL OCULTISMO (ESPIRITUAL)

Para profundizar en el Nivel Ocultismo, veremos en primer lugar los diferentes Rangos mencionados en Efesios 6:12.” Principados, Potestades, Gobernadores y Huestes de Maldad”


PRINCIPADOS (gr. Archaid- Dictadores)

Estos se especializan en oprimir territorios específicos, lugares vitales de países, ciudades, y pueblos. Su actividad es esclavizar dominando y sometiendo. (ver Daniel 10. “Príncipe de Persia”). Impiden bendiciones. Estorbando la comunión de los santos. Poniendo disensiones y contiendas en la iglesia. Debemos descubrir el nombre del principado. cuando estudiamos la historia de las naciones, observamos que aun persisten territorios en el mundo llamados principados, en los cuales la monarquía con sus príncipes y reyes son el estilo de gobierno. En lo natural estos principados o monarquías están gobernados por personajes cuya autoridad esta determinada sobre un territorio claramente definido y limitado. Esa misma autoridad se ejerce sobre la gente y la geografía de esos pueblos. En el plano espiritual ocurre algo similar. Territorios geográficamente definidos con su gente y su geografía, son controlados por espíritus de alto nivel de autoridad satánica llamados príncipes de las tinieblas. Pablo los define para nuestro estudio como “principados” y para una mayor comprensión los llamaremos “espíritus territoriales”. A diferencia de los Gobernadores de maldad que buscan políticos y gobernantes, los principados buscan afectar territorios con sus diferentes zonas geográficas y sus gentes. Así sabemos que hay un “principado” sobre Argentina, otro sobre Mendoza, otro sobre el Departamento, otro sobre el Barrio, etc.,
Estos espíritus trazan planes malévolos geográficamente y demográficamente; ellos son causantes de grandes plagas y juicios nacionales. Su estrategia principal es estimular las practicas nacionales, ya sean religiosas, ancestrales o culturales. La intención es que vastas zonas de cada país y un mayor numero de habitantes se envuelvan en hábitos y practicas que los alejen de Dios y su Palabra y traigan la ira divina ( como hechicería, espiritismo, drogadicción, homosexualidad, idolatrías, etc.). A través de los principados, Satanás despliega su fuerza sobre vastas regiones del mundo. Daniel en su capitulo 10 hace un enfoque claro sobre estos espíritus. Un ángel de Dios le revela como ellos se oponen a Dios, como trabajan por controlar grupos de naciones y grandes territorios. El los llama príncipes de Persia y de Grecia, denotando con ellos los imperios y territorios que querían influenciar nuestros días. Daniel también señala que su nivel de autoridad es elevado, tanto que se necesito al Arcángel Miguel, poseedor de alta autoridad, para vencerlos. Dios enseña a su Iglesia que hay géneros de espíritus como estos que pueden ser atados pero solamente con mucha oración y ayuno. Amen.
Muy bien; ahora que sabemos que el reino de las tinieblas esta operando contra el Reino de Dios, debemos saber como opera. En otras palabras: “no debemos ignorar sus maquinaciones” (2 Cor. 2:11). Para vencerlo es necesario conocer su modus operandi y para eso descubriremos “Las Jerarquías y Las Estrategias de Satanás”.
Según el profesor Deán Sherman. “Los principados no son mas grandes, ni mas fuertes, ni mas malos que los otros espíritus en el reino de las tinieblas. No tienen necesariamente cuatros cabezas mas o diez ojos mas. Los principados son sencillamente seres con vastas extensiones de influencia dentro del reino satánico”. Para entender que es un “principado”, piense en la palabra en si: Un príncipe, es un líder con titulo; el sufijo “ado” tiene que ver con la geografía y la demografía. Geografía es el estudio de las extensiones de tierra, y la Demografía el estudio de cómo se agrupa la gente en la sociedad. El termino “principado” revela un aspecto muy significativo en el acceso de Satanás a nuestro planeta. Satanás despliega sus fuerzas de acuerdo con un mapa del mundo. El no ha dispersado sus tropas al azar. No corren caóticamente, chocando una contra otra. “El reino de las tinieblas esta tan bien organizado, como el mejor ejercito militar del mundo”. Satanás tiene un plan de batalla particular para cada zona geográfica y para cada grupo humano. Sus planes para la India, difieren de los de la ciudad de Nueva York. Sus estrategias para gobernar a los niños sin hogar de Colombia (los “gamines”), son distintas que las de las prostitutas de Ámsterdam, Suecia. Poderes de las tinieblas específicos son asignados a regiones especificas y a gente especificas. Al igual que los de cualquier buen general, los planes de Satanás de gobernar la tierra han comenzado con buenos mapas. El ve el mundo en sectores. El ve imperios, naciones, regiones, ciudades, barrios, y vecindarios. El considera la densidad de la población rural y urbana. Conoce bien las razas, las nacionalidades, las tribus, los clanes y asta las familias. Satanás es también estudioso de los grupos de idiomas, dialectos, de la herencia cultural y del linaje étnico. El conoce toda sociedad, organización y asociación. Satanás conoce su campo de batalla. El conoce a su enemigo y esta bien preparado para la lucha..
Saque su atlas: Por eso es que podemos pararnos con los dedos del pie en un país que es mayormente cristiano y los talones en otro que no tiene un testimonio cristiano importante. En una ciudad observamos el progreso de Dios y en otra sentimos el conflicto, la opresión y un sentido de dominio de los poderes de las tinieblas. Aun mientras recorremos una avenida en la misma ciudad, algunos hemos sentido el cambio en las condiciones espirituales. Dos ciudades pueden tener muy diferentes índices de asesinatos, violencia, vicios de drogas y alcohol, prostitucion, pornografía, embarazo de adolescentes, abortos, adulterio, divorcio y suicidio. Pueden diferir en el numero de homosexuales o sectas y religiones satánicas y paganas. Pueden sufrir diferentes índices de mortalidad infantil, insanidad, accidentes y enfermedades. Basta con mirar las rutas de nuestro país para entender esto.
Satanás despliega sus fuerzas y formula sus estrategias de acuerdo con el mapa. Si tomamos en serio la “Guerra Espiritual”, es absolutamente imperativo que nos familiaricemos con la geografía y los grupos sociales en este planeta......lo único que se interpone en el camino de Satanás es la Iglesia. “Debemos batallar en forma adecuada y territorialmente contra Satanás”

La necesidad de reconocer el poderío del enemigo.

Para estar firmes debemos creer que el enemigo es poderoso, astuto, organizado, perseverante, engañador y absolutamente maligno. El utiliza estrategias letales contra los cristianos. Estos planes podrían pasar inadvertidos para cualquiera que no vele y sea sobrio. Lo visible de Satanás, muchas veces, se muestra pasivo, inofensivo y provechoso en apariencia; sin embargo, lo invisible de su reino es terriblemente pecaminoso, letal, sucio, corrupto y maligno. Su reino es tinieblas; inseguridad, miedo, desconfianza, egoísmo, crueldad, engaño, robo, mentira, destrucción. Ese abismo traga a los incautos y desprevenidos, también a los necios, desobedientes, cobardes, e ignorantes. A ningun cristiano se le dio la orden de “transar”, “hacer la paz”, “reconciliarse”, buscar el “armisticio”, pedir o dar “condiciones de paz”, pensar en una “pacifica convivencia”, y en un dialogo constructivo con Satanás y sus huestes. Ni oír al príncipe de este mundo y su reino de tinieblas.
Fuimos llamados a odiar el pecado en todas sus formas y matar la carne.
Dios nos envía a la batalla, con toda la Armadura de Dios. Todo lo pone a nuestro alcance. ( ver Col.2:8-10; 4:1-3). Nuestro enemigo ya ha sido vencido y solo debemos llevar la victoria de Cristo e implantarla, donde quiera que vayamos, en SU voluntad. (ver Heb.2:14). Cristo no compro la Iglesia con su preciosa sangre, ni redimió a sus santos para que se enreden, compartan y dialoguen amistosamente con el enemigo de la Cruz. (Col. 2:15; Hech. 20:28; Apoc. 1:5; 12:11)-.
Las estrategias del diablo son numerosas y bien urdidas. Suelen derrotar al mas pintado. El Intercesor es un soldado llamado a gustar la victoria del Señor en toda su vida. – ¿como? -
El buen soldado: Una característica clara y contundente del buen soldado es que nunca piensa en retroceder, ni dejar el campo de batalla. Otra característica es que no se enreda en cosas ajenas al propósito de la conquista y la derrota total de su enemigo. ( 2 Tim. 2:4). Pelea y sufre, marcha con los ojos puestos en la Victoria. (Rom. 8:28-39). Viste toda la Armadura de Dios (Ef. 6:11), Usa las armas poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas de su enemigo. ( 2 Cor. 10:4). Nunca pierde el contacto con el Cuartel General. Sabe perfectamente detectar cuando enfrenta un terrible y amenazante “León Rugiente”. ( 1Ped. 5:8-9), o un “Falso Maestro”, (1Jn. 2:18-22), o un supuesto “Ángel de Luz” (2 Cor. 11:3-14).
Saber que la lucha es espiritual: Debemos ser concientes de que batallamos en lo invisible. (1 Cor. 15:32). En este campo las fuerzas son mas poderosas, los poderes mas fuertes, efectivos y veloces, también los resultados son mas permanentes. El soldado de Dios sabe que las fuerzas malignas y rebeldes controlan la raza humana, ya sea por medio de la violencia, por formas religiosas, por magia, por hechicería y gran cantidad de instrumentos diseñados y planificados por el mismo infierno. También se sirven de las obras de la carne, (Gal. 5: 9-21), mediante el racionalismo, el universalismo, el humanismo, el movimiento de la Nueva Era, la masonería, el rosacrusismo, el espiritismo, el fetichismo, el control- mentalismo, logias cultos y sectas. Practicas supersticiosas, horoscoperismo, santería, cultos a los muertos, loterías, música satánica, artes marciales, amuletos, cultivos y engendros, cintas de colores, velas, trapos, danzas, cábalas, tradiciones, territorios, piedras, fechas, astros, fetiches, etc, etc, etc,. Estas y otras son las obras de diablo; Pero nuestro Señor apareció para deshacer todo esto “ALELUYA”.. (1 Juan 3:8; Lc. 11:20; Mr. 1:27; 5:15; 6:13). Un ambiente de confusión mundial se sigue apoderando de los pueblos que tratan de encontrar Luz en las tinieblas. (Miq. 3:7; 7:4) (Rom. 2:19), para luego comprobar que son guiados solo por las tinieblas, (1 Jn. 2:11) .
Teatro de operaciones: Peleamos en un mundo de oscuridad gobernado por las fuerzas de Satanás (1Jn. 5: 19; Col. 1:13), de las que fuimos liberados por el Sr. Jesús para luchar contra ellas y vencerlas (1Cor. 2:13,14).

GOBERNADORES

Nunca debemos olvidar, como buenos e inteligentes guerreros espirituales, que Satanás es el “dios” de este mundo. Como dios, debe controlar, desarrollar una fuerte estrategia de “supervisión” que le permita conocer con precisión todos los acontecimientos que ocurren en el mundo.
La jerarquía “Gobernadores” del reino de las tinieblas desarrolla una muy importante actividad en los planes y estrategias satánicas. Al respecto volvemos a citar al Prof. D. Sherman, quien nos dice acerca de esta jerarquía: “La Biblia usa palabras como “tronos”, “dominios”, “autoridades” y “gobernadores”. Estas palabras describen los puestos desempeñados por los seres espirituales. Gobernar tiene que ver con ejercer opinión o voluntad sobre otros. Es importante entender como consigue entrada el enemigo en la tierra para ejercer su opinión sobre la voluntad de los hombres. Jesús hablo en Mateo 16 acerca de las “Puertas del Hades”. En tiempos de la Biblia, los lideres de una ciudad se sentaban a las puertas para adoptar las decisiones que gobernaban al pueblo. Por lo tanto, el equivalente moderno de “puertas” no serian los limites de la cuidad, sino el municipio, o el congreso, el parlamento, la casa presidencial, cualquier lugar donde se adopten las decisiones corporativas importantes. Satanás infiltra las existentes estructuras humanas de autoridad para tratar de gobernar a través de ellas. - ¿ Y como lo hace? – De la misma manera que siempre lo ha hecho. Desde el huerto del Edén, Satanás ha conseguido la entrada para gobernar mediante las elecciones egoístas y equivocadas de los hombres y mujeres.
Cuando pensamos en autoridades y estructuras de gobierno, tendemos a enfocar únicamente los niveles superiores. Pero las estructuras de autoridad son mucho mas extensas y estratificadas (VER ESQUEMA)
ESQUEMA DE JERARQUÍA.doc


Entender el esquema anterior, nos da la pauta de que estamos conociendo y entendiendo contra que y de que manera debemos planificar una estrategia de oración a favor del lugar en que nos movemos espiritualmente, sea la Iglesia local, el Barrio, el Departamento, o la familia, la casa o algún líder en especial, ya que entender este esquema, le dará la claridad de que Satanás esta organizado y ha planificado una batalla espiritual especifica para cada persona en especial.
Como dijimos antes. Estos espíritus jerárquicos son conocidos como tronos o dominios. Su nombre deja implícita su intención de afectar áreas de gobierno de las naciones. Ellos afectan e influencian todos los puestos, sillas o tronos visibles o invisibles, desde los cuales se generan gobiernos en los aires o en la tierra. Son esp. principales en las maquinaciones del diablo. Sus prioridad principal es planificar y maquinar para controlar los gobiernos y a los que gobiernan.
Su enfoque principal es trabajar la mente, el corazón y la boca de los jerarcas de las naciones. Su principal movimiento es contra los políticos de la tierra: presidentes, dictadores, primeros ministros, emperadores y reyes. Podríamos definirlos claramente como “espíritus controladores de autoridad” (Espíritus Jezabeliticos).
Conociendo este accionar de Satanás, Pablo exhorto a la iglesia a través de sus Epístolas pastorales a que oremos por los reyes, los príncipes y todos los que están en eminencia, pues ellos son la presa anhelada por los demonios, y sobre todo para que Dios los controle y nos vaya bien sobre la tierra. Pablo nos deja una gran conclusión y es que si oramos eficazmente, intercedemos por quienes se sientan en los tronos visibles de las naciones,,Satanás será atado junto a sus gobernantes y la bendición de Dios estará sobre nosotros. Amen.
“Mayor es el que esta en mi, que el que esta en el mundo” (1 Jn. 4:4)


POTESTADES


Siguiendo el desarrollo escritural de las jerarquías satánicas, el Prof. D.Sherman nos dice que: “La tercera función en la jerarquía de Satanás es de “potestades”, o “fortalezas”. Estas se refieren a géneros de maldad y a los demonios consignados a esos pecados. Indica un esfuerzo concentrado hacia el aumento de ciertos males. (La pregunta cae por su propio peso en el tema) ¿ Como es que un diablo derrotado tiene tal dominio en la tierra?.
Las potestades satánicas, al igual que toda fuerza del diablo, depende de cuanto deseo tenga la gente de pecar. Según la inclinación hacia lo malo, así Satán comisiona sus agentes que se especializan en estimular la practica de ciertos pecados, según el gusto y placer de los hombres. Producen un esfuerzo o trabajo constante, persistente y continuado sobre la sociedad para acrecentar y propagar ciertos males y pecados, hasta convertirlos en costumbres de los pueblos, como: alcoholismo, adulterio, pornografía, trafico de drogas, robo, lujuria, etc.. Las potestades o fortalezas satánicas son espíritus o “comisiones de poder” para inducir al hombre hacia un mal. Estas fuerzas demoníacas se fortalecen y predominan según los hombres y pueblos los inviten con sus malos hábitos (brujería, idolatría, homosexualidad, violencia, lascivia, etc.).
Estas potestades pueden esclavizar a grandes ciudades y aun naciones. Recordemos Sodoma y Gomorra, Babilonia y Roma en el pasado. En el presente demos un vistazo a Rio de Janeiro, San Francisco, New York , Ámsterdam y Argentina, cada pueblo con practicas e inclinaciones pecaminosas bien peculiares, pero sojuzgadas por el infierno.
En Bs. As., Argentina, se inauguro un hotel de cinco estrellas, totalmente homosexual, tenemos como en los mejores lugares de Europa, playas nudistas, confiterías para lesbianas y homosexuales y también la Vendimia Gay, en la Provincia de Mendoza.
Las potestades pueden afectar igualmente a familias cuando estas se inclinan hacia un pecado en particular. Las iglesias no escapan al ataque de las potestades del diablo. El fruto de su conducta evidencia que “comisiones de poder” han sido enviadas a para destruir su testimonio y labor.
Por ello encontramos potestades de división, o rebelión, celos, chismes, y disensión, etc., operando en ellas.
El Espíritu Santo que conoce lo profundo de Dios, nos revelara esos ministerios y nos llevara a una intercesión agónica contra estos espíritus. Quiera Dios que al obtener SU revelación entremos en feroz batalla. Amen.
(¿Son numerosas las potestades?) Pueden haber tantas potestades como hay (tipos) de pecados. No quiere decir esto que el diablo tenga una biblioteca de potestades. El no saca la lujuria del estante y la lanza sobre una cuidad, haciendo que todos en la cuidad se entreguen a la lujuria. No opera así. No obstante, una cuidad o un país, puede colectivamente entregarse a la lujuria u otros pecados.

Antes de concluir con las potestades quiero compartir con el lector una revelación que Dios compartió a una sierva suya a través del Espíritu Santo:
....”¡El hombre ignora tanto sobre el mundo espiritual!!”...Su propia ignorancia lo destruye, pero yo no revelo todas las cosas a la humanidad todavía, porque este es un tiempo en que la maldad ha de estar activa. Al final de los tiempos, todo conocimiento será revelado.”
“Mientras tanto, ustedes tienen mi Espíritu Santo quien les da poder y autoridad sobre las huestes enemigas. Sin embargo, algunos tienen el privilegio de revelación en esta área, pero no todos pueden recibirla. El precio es alto. Es un precio de dolor, de rechazo y de soledad que debe pagarse dentro del ámbito humano. Pero mi recompensa será doble para aquellos que se sostienen con firmeza dentro de esta revelación.”.
“No todos mis siervos han recibido una espada de fuego ante la cual Satanás, sus principados, gobernadores y potestades, tiemblen. Pero aquellos a quienes yo he escogido para librar batalla contra estos poderes espirituales mas elevados, verán y experimentaran cosas mayores si sus corazones permanecen cerca de mi. Nadie los puede arrebatar de mi mano. Nadie puede dañarlos. Son mis escogidos y Satanás lo sabe.
“Nada deben temer. Nunca le abran puertas al temor. Temor, ha sido atado. El no tiene autoridad sobre ustedes. Pueden ser tentados, pero no poseídos por el, porque yo los he sellado con mi Santo Espíritu”.
“Hay locura, orgullo y tormento entre mi pueblo. Hay tristeza, sufrimiento, dolor, angustia, ansiedad, depresión, opresión, amargura, resentimiento, odio, frustración, desanimo, pobreza, enfermedad y mucho mas. Ellos atan las mentes de las personas y las dirigen a un infierno terrenal donde la carne y el alma son destruidos, mas no su espíritu, porque yo gobierno el espíritu”.
“Satanás esta reinando y mi pueblo sufre y gime por su completa redención. El día viene (esta cercano), en el que mi pueblo será completamente redimido y mi reino completamente establecido”.
“La puerta comienza a cerrarse. Las tinieblas pronto cubrirán la tierra. ¡Apresúrense!, siervos míos. ¡Apresúrense! Sanen y liberen a mi pueblo. El tiempo se acaba. No demoren. No pospongan. Deberán trabajar cada día, pues la noche, el tiempo de descansar, aun no ha llegado”......”YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA”, mucha gente camina hacia la puerta, pero conforme avanzan, la puerta se va cerrando lentamente. Una voz emerge de la puerta, diciendo: ¡APRESÚRENSE!, ¡APRESÚRENSE A ENTRAR A ¡LA LUZ!, EL TIEMPO ES CORTO. ¡APRESÚRENSE!, ¡APRESÚRENSE!....
(Tomado del libro: Lucha contra Principados Demoníacos.1995)

¿Se puede distinguir entre potestad y potestad, su numero y la clase a la que pertenece?
En la guerra espiritual, Dios nos puede mostrar la naturaleza de las potestades en una situación particular. En hogares, iglesias, ciudades, Dios puede y nos dará una indicación de las potestades atrincheradas allí. Pero nunca es solo para saber quienes son esos poderes sin hacer nada. (¿Qué debemos hacer?). Debemos empezar la acción. Dios no satisfará meras curiosidades.

Tres cosas importantes que debemos hacer:

1* Debemos evitar la influencia
Si me encuentro en una casa llena de contienda, debo tener cuidado de no ser atraído a la contención. Algo semejante ocurre a muchos bien-intencionados creyentes que pierden la oportunidad cuando hablan con mormones o testigos de Jehová. Cayendo en un espíritu de contención.
2* Debemos orar específicamente contra las potestades de las tinieblas(espíritus)
Dios nos mostrara el espíritu en particular que ejerce influencia para que nuestras oraciones sean especificas. Podemos entonces romperlas en el Nombre de Jesús, e interceder para que el Espíritu Santo venga a sanar la situación. Cuando mas específicos seamos en oración, mas eficaz serán estas. Por ejemplo: cuando vemos un patrón de esclavitud en una familia por generaciones, necesitamos reconocerlo sencillamente y entonces, en oración, ordenarle que se rompa en el Nombre de Jesús. Si es una potestad sobre una región mas amplia, como un barrio, departamento, o ciudad, se necesitara mas gente orando en unidad por un tiempo mas largo para hacerlo retroceder.
3* Debemos vivir en el espíritu opuesto
Vivir en el espíritu opuesto significa que cuando veamos prevalecer la codicia en una situación, nos volvemos generosos; sujetos, desde luego, a la dirección de Dios en nuestra manera de dar. Significa también que si encontramos depresión, decidimos alabar a Dios y regocijarnos en todas las cosas. Si vivimos en el espíritu opuesto, correspondiendo con la influencia opuesta, derribaremos esas potestades opuestas. Dios no nos llama a actuar ocasionalmente en respuesta a las potestades, sino a vivir diaria, total y completamente ocupados en la guerra espiritual. Viviendo continuamente en el espíritu opuesto, ante las “potestades de las tinieblas” y la gente, nos abrimos paso y cambiamos lo que esta allí.
Otra cosa de la que debemos percatarnos respecto de la Jerarquía de Satanás, sus principados, gobernadores y potestades; es que la división de estas funciones no es inflexible. A veces un principado puede ser también un gobernador, ejerciendo dominio sobre una estructura humana de autoridad. Una potestad puede ser también un principado. El mismo demonio puede tener varias funciones. Muchas actividades del enemigo son funciones que se cruzan en las regiones celestes. Entonces podemos marchar contra sus obras con oración (intercesora) especifica.
El Sr. Pudiera llevarnos a orar contra un principado sobre u país, o contra un espíritu que ataca a las familias, o contra un demonio que mantiene cautiva a la gente en el ateismo. De esa manera estaremos frustrando los planes de Satanás en la tierra.
Simple obediencia en la oración es muchísimo mas importante que los intentos de definir las intrincadas categorías del mundo espiritual.

HUESTES ESPIRITUALES DE MALDAD

Los poderes de las tinieblas. (Efesios 6:12)
Otra manera en que Satanás asalta a la humanidad es por medio de los poderes de las tinieblas. “Huestes espirituales de maldad” es un termino bíblico que muestra la obra del reino de Satanás. Los poderes de las tinieblas hacen dos cosas: Mienten y tratan de impedir la propagación de la verdad.
Espíritus mentirosos: Su meta es atacar o asaltar a la humanidad. Para este fin desatan todo un plan orquestado basado en la “mentira” y el “error”. Su intención es desacreditar al Evangelio de Cristo. Son los encargados de falsear la verdad y de torcer la sana doctrina. Muestra claramente la naturaleza de su líder. Son mentirosos en grado sumo. Ellos bloquean a la iglesia y sus lideres en la Gran Comisión. Interfieren “con amenazas, violencia y calumnias”, con el desplazamiento y extensión del Mensaje de Cristo.
Estos seres nos engañan acerca de cualquier situación, desde simples y pequeñas mentiras, hasta las grandes y complicadas, como el engaño de las sectas, religiones, filosofías, etc., ( el hinduismo, el islamismo y el budismo). Por ejemplo: un espíritu mentiroso es el ángel Moroni. Este demonio, que se acuartelo en Salt Lake City, EE.UU., esta cegando a millones de personas en todo el mundo. Conocemos el nombre de este demonio mentiroso debido a su aparición a José Smith. Pero creo que hay demonios que no conocemos, que están asignados a cada religión y secta principal en la tierra. Leer 2 Cor. 4:4.
Son espíritus guerreros enviados para atacar a los ungidos de Dios, calumniándolos, y difamándolos hasta provocar, como en el tiempo antiguo, la reacción adversa en sus naciones. Ellos fueron instigadores contra los profetas en Israel, contra Juan y contra Jesús. Igualmente hoy provocan los ataques a la iglesia. Su ataque esta basado en la acción de varios espíritus lideres: “espíritus mentirosos, espíritus de conspiración, espíritus de falsedad, de error y anticristo y espíritus de calumnia”. (encontró alguno de estos espíritus en su iglesia o casa?).
Estos deben ser atados en el Nombre de Jesús.
Nuestra vida entera es un proceso de adquirir mas luz, de ver expuesta la mentira y de abrazar la verdad de la Palabra de Dios. La tarea del enemigo es estorbar continuamente este proceso, escondiendo la luz y cegándonos con falsedades. El enemigo edifica enormes conspiraciones de mentira, contra todo tipo de personas, sin distinción,(esposos, hijos, amigos, lideres, pastores, etc.). la efectividad de estas mentiras es vista en enormes grupos sociales.
Ver. 1 Timoteo 4:1. Pablo predijo la llegada de “espíritus engañadores” y de “doctrina de demonios”.
Los espíritus malignos o demonios: estos se interesan específicamente en hombres, no en montañas o puertos y no en ciudades o territorios. Van directamente a influenciar a los individuos específicamente señalados. Su acción principal es afectar nuestra conducta, nuestros hábitos, o practicas, nuestros apetitos y nuestros deseos. La intención es llevarnos lejos de Dios para destruirnos. Gracias a Dios, la Escritura enseña que ángeles guardianes velan por el pueblo de Dios contra estos espíritus malignos. (Salmos 34 y 91) ALELUYA.


COLUMNAS DE INIQUIDAD (HUESTES DE MALDAD)

Según el Pastor Rony Chávez, las jerarquías espirituales se hallan organizadas de manera estratégica sobre el planeta, para desarrollar su plan maligno de robo, destrucción, y muerte contra la humanidad. Entre las mas importantes y poderosas administraciones del reino de las tinieblas se encuentran las “Columnas de Iniquidad”. Al respecto R. Chávez nos dice: “Las hay mundiales, Continentales, Regionales, Nacionales y locales. Satanás edifica su reino a través de estas piezas; son columnas en la edificación del mal, ya sean fortalezas, castillos, ciudades, etc.”. . Desde luego, hablando en un sentido espiritual. Son a semejanza de las columnas de una casa o edificio, las que dan soporte al resto de la construcción. “Las columnas de iniquidad” son las bases fuertes de Satanás en diversos territorios a través de las cuales sus ciudades fortificadas son establecidas y con ellas su maligna y destructiva influencia.
(Estas columnas) Han tenido su asiento en una región en tiempo pasado y muy remoto, fueron los primeros asientos de practicas de ocultismo y satanismo para pactar un lugar, ellas son:

1- Guarida de Demonios: Los demonios se agrupan; hay legiones y huestes. Estas columnas han establecido sus cuarteles desde la antigüedad por el pecado de los ancestros.
2- Bases de control e influencia: Como en Pergamo (Apoc) son el asiento del gobierno del diablo. Son o constituyen sus “tronos o embajadas” desde las cuales fijan sus políticas de control de los pueblos.
3- Fuentes de pacto y renovación de los mismos: Desde tiempos inmemoriales estos lugares constituyen santuarios religiosos, o de la superstición y el ocultismo a donde constantemente van las gentes para pactarse o pactar a su nación o renovar sus viejos votos.
4- Altares de sacrificios e idolatría: Hay lugares establecidos por los primeros moradores de una región. Luego las culturas posteriores las mantienen. A veces cambian los nombres o los personajes venerados pero allí se preserva el hacer idolatrías o sacrificios diversos. Hay lugares que se destacan en este que hacer maligno.
5- Centros de invitaciones permanentes a los demonios: Como ocurre con el contrato de alquiler, cada año o por periodos, debe este renovarse, así debe renovar Satán los pactos por territorios. Esto lo hace a través de invitaciones que hacen las gentes a los demonios con idolatrías, procesiones, caminatas, etc.. allí en las columnas de iniquidad.
6- Bases para el fortalecimiento de las fuerzas satánicas: Son lugares donde por la cantidad de idolatrías y/o hechicerías que se han hecho y se hacen, los poderes diabólicos se fortalecen. Hay lugares mas destacados que otros en cada nación.
7- Centros para desarrollo de la “Religión y el Demonismo”: Una de las formas de control de los pueblos por el diablo es mediante el sincretismo religioso, una mezcla de falso cristianismo (religión idolatrica) con paganismo (ocultismo). Este es el espíritu de Babilonia (diabólica). Allí mediante ceremonias ocultas los brujos “dan a comer los santos” (personajes religiosos en cuyas figuras se esconden los demonios). Esto es ofrecerle ofrendas y sacrificios de sangre. Allí naciones son pactadas y pueblos esclavizados.
Lamentablemente para la religión romana, su culto y accionar esta teñido ampliamente de esto.
En estas notas que el Sr. Hoy nos hace conocer, tenemos la descripción de ciertos principios espirituales de carácter fundamental. A través de ellos el Espíritu Santo nos anima a tomar parte en la “Guerra Espiritual” contra nuestro común enemigo el diablo.

Según los Postulados Doctrinales de la Guerra Espiritual: Se debe tener en cuenta que al entrar en la Oración Intercesora, el mismo Espíritu Santo, una vez que nos preparo y nos limpio, para desarrollar la tarea que nos encomienda, nos llevara a conocer en amplitud al enemigo y sus formas de trabajar, para que seamos el 100% efectivos. Por esto es necesario que estemos “comprometidos” con el estudio de lo que llamamos “maquinaciones del diablo”. Y para eso daremos algunos detalles, que sin ser los únicos. “Ud. Intercesor” , vera reflejado este accionar demoníaco, en cada cosa que antes era algo normal.
Los demonios no trabajan solos, como dijimos anteriormente, puede haber un principado sobre un territorio, pero ese tiene dominio sobre un gobernador, quien a su vez comanda una potestad y esta a su vez comanda las huestes de maldad. Al parecer serian demasiados demonios para un solo lugar, pero UD Tiene que entender que el mejor ejercito y mas ordenado es el que ganara la batalla. Por eso el enemigo se esforzó tanto en tener a la Iglesia de Jesucristo dividida, porque el sabia que cuando los cristianos se unieran y dejaran que el Espíritu Santo los preparara para la batalla, no tendría ya estrategias para seguir destruyendo.

ROMPIENDO ATADURAS ....... ENCONTRANDO LIBERTAD..

Como en todo ejercito, hay Comandantes, Generales, Capitanes, Tenientes, Sargentos, Cabos y soldados rasos. No deja de ser igual en el mundo espiritual. Hay cristianos especializados en distintas áreas, pero lo importante es que el mismo patrón de guerra es utilizado por todo el ejercito, este donde este la batalla. No va el Comandante por un lado y los soldados por el otro, no va la infantería al frente de la batalla, sin tener un orden y alguien que los dirija, no es una batalla en la que cada uno tira para donde cree que es el lugar correcto.
Queremos llevar todo a la luz de la presencia de Dios, llamar al pecado, pecado y a las artimañas del diablo, artimañas;
“ El pecado viene entre nosotros para romper el compañerismo con Dios” (Isaías 59:1,2). “El pecado da lugar en nuestras vidas al diablo” (Efesios 4: 26,27)

LAS CUATRO PUERTAS

1- Puerta de pecado: - orgullo- amargura- violencia- desobediencia- juramento- irritabilidad- envidia- rabia- resentimiento- crueldad- rebeldía- mentira- engaño- tergiversar- murmurar- idolatría- terquedad- fantasear- incredulidad- falta de perdón- peleas- arrogancia- auto-justicia- desprecio- critica- juzgar- chisme- celos- robar- impaciencia- discordia- disensión- vagancia- enojo- odio- discriminación- misógino- matriarca- impurezas sexuales- pornografía- lesbianismo- manoseo- lujuria- fornicacion- perversión- masturbación- orgías- prostitucion- adulterio- exhibicionismo- incesto- aborto- homosexualidad- bestialidad- violación- masoquismo- sadismo- fetichismo.....etc. etc..


2- Puerta de ocultismo: --- cristales - bolas de cristal – trances - meditación trascendental - tabla ouija - hojas de te - quiromancia - cartomancia – leer el futuro - astrología – brujería – satanismo - juegos satánicos (videos) – fetiches – psiquis – adivinos – metafísica – pactos – horóscopos – magia – vudú – curanderismo – mentalismo – rituales de sangre – hipnosis – numerología – angiologia – yoga – velomancia - péndulo – levitación – escritura y dibujos automáticos – halloween – Religiones pasadas - hinduismo – islamismo – musulmán - budismo – nueva era – cultos: testigos de Jehová – mormones – ciencias cristianas - falsas doctrinas – ángeles del infierno – niños de dios – secta moons – masonería – logias secretas – fraternidades – boy scout – espíritus guías – espiritismo – etc. Etc.


3- Puerta de heridas: miedos – soledad – descontento – infelicidad – pensamiento de suicidio – ataduras – vacíos – culpa – ansiedad – falta de gozo – desconfianza – inseguridad – auto culpa – preocupación – falsa realidad – tristeza - tormento – depresión – manipulación – duda – vergüenza – desesperación – fracaso – terror – desanimo – escapismo – pesadillas – sentir como diferentes personas – cambiante – rechazo – maldición en el vientre – etc. Etc.

4- Puerta de Herencias: adicciones a las drogas – alcohol – glotonería – tabaco – música – sexo – medicamentos - ...(problemas matrimoniales) – espiritual – emocional – divorcio – separación – frigidez – impotencia – infidelidad - (problemas de finanzas) – bancarrota - ....(problemas mentales) – confusión – alucinaciones – propenso a tener accidentes – control – inferioridad – locura – concentración – traumas – paranoia – complejo persecutorio – voces en la mente - trances – esquizofrenia - ....(problemas físicos) – estrés - tensión – dolor de cabeza – adormecimiento – desmayos – fatiga – insomnio – anorexia – bulimia – asma – mareo – cáncer – agotamiento – alergias – dolor – narcolepsia – tumores – problemas en la sangre – epilepsia – sinusitis – etc. Etc.

Las ataduras pueden venir por observar, participar, asociar, o por maldiciones generacionales. Estas puertas mencionadas, son para tener un orden de oración y pedir al Esp. Santo que sea EL quien nos guié correctamente a discernir como orar eficazmente. También para ver en cada uno que no encuentre nada de esto el enemigo, que pueda usar para invalidar nuestras oraciones.
Veremos mas adelante sobre las agrupaciones de demonios, pero también aprenderemos como usar las armas que nos fueron dadas a través de la Palabra de Dios, como realizar una cartografía espiritual, que elementos usar en la oración profética.
Nuestra oración es que al leer este estudio, el General de los Ejércitos de JEHOVÁ, su Espíritu Santo, le revele su perfecta voluntad y desate su entendimiento para que EL pueda llevarlo a una INTERCESIÓN EFICAZ Y DE PODER. GLORIA A DIOS........
 
GUERRA ESPIRITUAL
La Guerra Espiritual no es un mito, ni una invención de los Cristianos Evangelicos, es una realidad de nuestros dias y cada vez más real. Dado que necesitamos conocer las artimañas del enemigo, aqui encontrará detalles que le ayudarán para orar con sabiduria. Es una arma de la Intercesión eficaz.
 
imagen





LA JERARQUÍA DE SATANÁS Y

SUS PLANES

DE BATALLAS




El primer componente del asalto es una jerarquía. Esta allí para supervisar y controlar los acontecimientos en el mundo. Como dios de este mundo, Satanás tiene estrategias de gran alcance. Al igual que cualquier jerarquía, hay diferentes funciones. La Biblia describe tres funciones del reino de las tinieblas y estas funciones son: Gobernadores, Principados y Potestades. Estos términos varían levemente en diferentes versiones de las escrituras, pero lo importante es conocer sus funciones.

Gobernadores: (koshokratopas)

La Biblia usa palabras como “tronos”, “dominios”, “autoridades” y “gobernadores”. Estas palabras describen los puestos desempeñados por los seres espirituales. Gobernar tiene que ver con ejercer opinión o voluntad sobre otros. Es importante entender como consigue entrada el enemigo en la tierra para ejercer su opinión en o sobre la voluntad de los hombres.
Jesús habló en Mateo 16, acerca de las “puertas del Hades”. En tiempos de la Biblia los lideres de una ciudad se sentaban a las puertas para adoptar las decisiones que gobernaban al pueblo. Por lo tanto, el equivalente moderno de “puertas” no serian los limites de la ciudad, sino el municipio, o el congreso, el parlamento, la casa presidencial; cualquier lugar donde se adopten las decisiones corporativas importantes. Satanás infiltra las existentes estructuras humanas de autoridad para tratar de gobernar a través de ellas. ¿ y como lo hace?. De la manera que siempre lo ha hecho. Desde el huerto del Edén, Satanás ha conseguido la entrada para gobernar, mediante las elecciones equivocadas y egoístas de los hombres y mujeres.
Cuando pensamos en autoridades y estructuras de gobiernos, tendemos a enfocar únicamente los niveles superiores. Pero las estructuras de autoridad son mucho mas extensas y estratificadas, tocando cada faceta de nuestras vidas. Hay estructuras de autoridad a través de las que se gobierna todo, desde las cortes supremas, hasta la persona que emite la patente de su perro. Además de gobiernos nacionales, regionales y locales, hay estructuras de autoridad para escuelas, negocios, iglesias, sindicatos, asociaciones, jardineras, equipos deportivos y asta familias. Aun las mas primitivas tribus de la Edad de Piedra, tienen estructuras de gobiernos con jefes y ancianos de aldeas.

Grietas en los muros.

Si “puertas” se refiere a la elección que hacen las autoridades, entonces los “muros” son un símbolo bíblico para la protección de la autoridad en la sociedad. Satanás ve las estructuras legitimas de nuestra sociedad. El sabe que si están funcionando debidamente, él no puede gobernar. Los muros de la autoridad lo excluyen. Si los muros están en mal estado, él puede gobernar y lo hará. Se puede infiltrar. Satanás gobierna donde no hay autoridad o sujeción a la autoridad. Al grado en que estas instituciones se desmoronan, así gobierna él. Es fácil entender por que los matrimonios, las familias y las iglesias están hoy bajo tan violento ataque.
El Antiguo Testamento es el manual máximo sobre la “guerra espiritual”. Las batallas que se libraron entonces en la dimensión terrenal son exactamente las mismas que libramos hoy en el mundo invisible. Satanás incitó e infiltro a ejércitos de sangre y carne para destruir a Israel. Hoy, todavía intenta destruir al pueblo de Dios y sus estrategias de guerra han cambiado poco.
En la Israel del Antiguo Testamento, la gente vivía en ciudades. Las ciudades tenían altos muros para mantener afuera al enemigo. Si solo una porción de los muros estaba derribada, los soldados enemigos podían entrar, saquear y matar. Cuando Nehemías regresó a la ciudad de Jerusalén, antes de construir su propia casa, la casa de Dios ó cualquier otra cosa, él reedifico los muros de la ciudad. Los muros de una ciudad eran su mayor defensa en un mundo hostil y eran siempre primero en el orden de importancia.
Estas ciudades antiguas son una figura histórica de lo que enfrentamos ahora en el mundo invisible. Al igual que las ciudades en el Antiguo Testamento, las estructuras de gobierno de nuestra sociedad tienen muros. Aunque invisibles, son verdaderos muros de autoridad y protección. Cuando estos muros son derribados los resultados son desastrosos. En el mundo invisible, el diablo se ocupa con eficiencia en destruir los muros de tres maneras.

Abdicar a favor del diablo.

El primer destructor de estos muros es “el liderazgo sin Dios”. Cuando los lideres no viven y gobiernan de acuerdo con los principios bíblicos y de acuerdo con la voluntad de Dios, los muros de su autoridad se derrumban. Se le permite a Satanás que gobierne por medio de ellos. Por ejemplo; si un juez es corrupto y no teme a Dios, él abdica su liderazgo a favor de los poderes de las tinieblas. El no se da cuenta de que esta entregando su corte, pero todos los que están bajo su autoridad quedan expuestos al ataque de Satanás. Lo mismo es cierto en todas las estructuras de liderazgo. El liderazgo sin Dios destruye los muros y permite a los gobernantes del mundo invisible que gobiernen. Y ellos nunca pierden su oportunidad.
Por eso 1 Timoteo 2: 1,2 nos encarga orar “por todos los que están en eminencia”. Toda autoridad está bajo ataque, porque el enemigo quiere mandar. Tenemos una crisis de liderazgo en la mayor parte de la sociedad. Necesitamos fortalecer sus muros. Necesitamos interceder por nuestros gobernantes. Y como lideres nosotros mismos, necesitamos ser fuertes y dirigir con integridad. Esto retardara al enemigo. Si por otro lado, constantemente socavamos la autoridad, estaremos colaborando con la causa de Satanás.
Otro destructor de los muros de protección de la ciudad es la “negligencia”: lideres que no guían. Lamentablemente, hay esposos que no se conducen como esposos, padres que no cumplen su función, maestros que no enseñan. Hasta donde descuidamos nuestras responsabilidades como lideres, dejamos un vacío para que los gobernadores de las tinieblas manden en nuestro lugar. Por ejemplo: muchos padres y madres están demasiados ocupados para dedicar tiempo a sus hijos, demasiado ocupados para comunicarles los valores morales ó disciplinarlos y afirmarlos. Esto deja a los hijos vulnerables a las influencias malignas.
El tercero y más común destructor de los muros es la “rebeldía”.
En los lugares donde se pide a la gente que levante la mano si alguna ves se ha revelado. Casi todas las manos en los grupos se levantan. Desde pequeñitos hasta adultos maduros, todos nos hemos revelado. Es triste, pero aun en círculos cristianos la rebeldía es excusada con frecuencia. Decimos cosas como:
“Bueno, es que soy así”
“Tengo mi lado rebelde”
“Me gusta hacer lo que quiero”
“No seré un adulón”
“A veces tenemos que defender nuestros derechos”
“A veces me gusta defender la peor de las causas”
“Así es mi personalidad”
Quizás defendamos nuestro corazón rebelde con frasecitas curiosas, pero le estamos haciendo un daño tremendo a los muros de la autoridad. Los limites entre el consentimiento y la resistencia, el apoyo y la oposición, y la sujeción y el desafío se cruzan con mucha facilidad cuando permitimos ser “un poquito rebeldes”.

Qué es y qué no es rebeldía:

Primera de Samuel 15: 23 dice que “como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación”. Esta comparación es muy seria. Sin embargo tenemos que darnos cuenta de que la rebelión destruye los muros. La rebeldía es una actitud del corazón que dice: “no necesito de reglas, no necesito de lideres, ni de nadie que me diga lo que tengo que hacer”.
Dicho pura y sencillamente, el espíritu de rebeldía es el rechazo a la autoridad. Es el deseo de quedar libres de cualquier cosa impuesta sobre nosotros. La razón por la que es como hechicería es, que la rebelión da entrada a Satanás. La rebelión y la hechicería cumplen lo mismo en las estructuras de gobierno y en las vidas individuales. Ambas tratan con los poderes de las tinieblas.

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten , acarrean condenación para si mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿quieres pues no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella. (Romanos 13: 1-3)

Romanos 13:1 no dice que toda autoridad sea piadosa. No todas lo son. Tenemos policías, jueces, presidentes, pastores y padres corruptos. Pero el puesto de autoridad fue establecido por Dios. Es su voluntad que hayan estructuras de autoridad y que todos estemos en sumisión a los que ocupan puestos de liderazgo. Los lideres en sí pudieran ser malignos, pero los puestos que ocupan existen como muro de protección.
La autoridad en sí y de sí misma efectivamente impide ó retarda la maldad, de acuerdo con Romanos 13:3. Es causa de temor para los malhechores. Un país que tenga una fuerte estructura de autoridad, aunque no sea cristiana, limitará la maldad. Una familia que se sostenga por principios familiares retardará é impedirá la maldad. El diablo es detenido por los muros de autoridad que rodean a las instituciones. Este es un principio universal de Dios. Afecta a todo el mundo.

Desobedecer sin rebelarse:

¿Significa esto que debemos escoger la obediencia a las autoridades mundanas por encima a la obediencia a Dios? No. En Hechos 4, Pedro fue llevado ante los sacerdotes por predicar el evangelio. Las órdenes de ellos estaban en conflictos directo con los mandatos de Dios. Pedro se negó a obedecerlos. Obedeció a Dios antes que a l hombre, pero no atacó la autoridad del sacerdote. No respondió en rebeldía. Puede haber una diferencia entre la rebelión y la desobediencia civil.
La sumisión a la autoridad no significa que nos convirtamos en personas con voluntades doblegadas sin opinión propia. Todavía podemos estar contra la injusticia y la mentira. Podemos disentir, confrontar y reprender en el Espíritu de Cristo cuando necesitemos hacerlo. Pero nunca debemos derribar las estructuras u oponernos a los lideres meramente porque están en autoridad.
Satanás tiene en la mira a las familias, a los sindicatos de trabajadores y a los países. Cuando albergamos la rebelión, cuando tratamos de derrocar la autoridad, nos convertimos en aliados del diablo.
Una cosa es reconocer los intentos de Satanás de derribar los muros. Pero, ¿qué debemos hacer al respecto? Ezequiel 22:30 dice: “Busqué entre ellos, hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha........” Dios busca hombres que reedifiquen los muros mediante la oración intercesora. Ahora sabemos donde están los muros y las brechas. Están a nuestro alrededor, las estructuras de la sociedad se derrumban. Debemos ponernos en la brecha intercediendo ante Dios a favor de nuestras ciudades, familias, escuelas é individuos y no permitir entrar al enemigo.
Ezequiel 13:4-5, es lo más exigente en su desafío para que adoptemos nuestra responsabilidad profética e intercesora en la sociedad. “Como zorras en los desiertos fueron tus profetas, OH Israel. No habéis subido a las brechas, ni habéis edificado un muro alrededor de la casa de Israel, para que resista firme la batalla”
Una zorra se construye una guarida cómoda en las ruinas de un muro. Con frecuencia esto es lo que hacen los creyentes, mientras la sociedad se desintegra alrededor de ellos. Somos llamados a ponernos de pie y a reparar el daño en los muros de la sociedad, mediante la guerra, la oración y el involucramiento.

Principados: (gr.: Archaid – dictadores)

La segunda función dentro de la jerarquía demoníaca es la de los “principados”; referidos con frecuencia como “espíritus territoriales”. Los principados no son más grandes, más fuertes, ni más malos que los otros espíritus en el reino de las tinieblas. No tienen necesariamente cuatro cabezas más ó diez ojos más. Los principados son sencillamente seres con vastas extensiones de influencia dentro del reino satánico.
Para entender qué es un “principado”, piense en la palabra en sí: Un “príncipe” es un líder con título; el sufijo “ado” tiene que ver con la geografía y la demografía. Geografía es el estudio de las extensiones de tierra y Demografía el estudio de cómo se agrupa la gente en la sociedad. El término principado revela un aspecto muy significativo en el acceso de Satanás a nuestro planeta. Satanás despliega sus fuerzas de acuerdo con un mapa del mundo. El “no” ha dispersado sus tropas al azar. No corren caóticamente, chocando una contra otra.
El reino de las tinieblas está tan bien organizado como el mejor ejército del mundo. Satanás tiene un plan de batalla particular para cada zona geográfica y para cada grupo humano. Sus planes para la India difieren de los de la ciudad de Nueva York. Sus estrategias para gobernar a los niños sin hogar de Colombia son distintas que de las prostitutas de Ámsterdam. Poderes de las tinieblas específicos son asignados a regiones específicas y gente específicas.
Al igual que los de cualquier buen general, los planes de Satanás de gobernar la tierra han comenzado con buenos mapas. El ve al mundo en sectores. El ve imperios, naciones, regiones, ciudades, barrios y vecindarios. El considera la densidad de la población rural y urbana. Conoce bien las razas, las nacionalidades, las tribus, los clanes y hasta las familias. Satanás es también un estudioso de los grupos de idiomas, dialectos, de las herencias culturales y del linaje étnico. El conoce toda sociedad, organización y asociación, Satanás conoce su campo de batalla. El conoce a su enemigo y está bien preparado para la lucha.

Saque su atlas:

Por eso es que podemos pararnos con los dedos del pie en un país que es mayormente cristiano y los talones en otro que no tiene un testimonio cristiano importante. Muchos viajeros han encontrado este contraste en diversos lugares. En una ciudad observamos el progreso de Dios y realmente sentimos la atmósfera positiva y pacífica. En otra ciudad sentimos el conflicto, la opresión y un sentido de dominio de los poderes de las tinieblas. Aun mientras cruzamos un puente en la misma ciudad, algunos hemos sentido el cambio en las condiciones espirituales. Al leer testimonios, vemos que en distintas ciudades del mundo, dejan un lugar y al momento sienten que entran a un territorio espiritual diferente. Si observamos las tiendas vemos más tiendas de la Nueva Era, más centros de sectas, menos iglesias y más pequeñas, un mayor sentido de la presencia del mal, y actividad abierta al ocultismo. Esto como en muchas ciudades, parece atraer a gente con la misma mentalidad. Basta con observar alrededor de nuestra comunidad, ó mirar nuestro vecindario.
Dios nos puede dar mayor susceptibilidad a las influencias espirituales en sitios particulares, pero aun sin la percepción espiritual, solo tenemos que ver las estadísticas. Dos ciudades pueden tener muy diferentes índices per capita de asesinatos, violencia, vicio de drogas, y alcohol, prostitución, pornografía, embarazo de adolescentes, abortos, adulterios, divorcios y suicidios. Pueden diferir en el numero de homosexuales ó sectas y religiones satánicas y paganas. Pueden sufrir diferentes índices de mortalidad infantil, insanidad, accidentes y enfermedades.
Satanás despliega sus fuerzas y formula sus estrategias de acuerdo con el mapa. Si tomamos en serio la “guerra espiritual”, es sumamente imperativo que nos familiaricemos con la geografía y los grupos sociales en este planeta. Como creyentes debiéramos pasar mucho más tiempo estudiando nuestro atlas, el mundo y los que habitan en él.

Despertando la atención del diablo:

El diablo no se deja impresionar por mucho de lo que hacemos. No es que hagamos cosas malas ó carnales, sino que muchos de nuestros esfuerzos son de poca consecuencia para él. Sin embargo, cuando oramos de acuerdo con un mapa, y comenzamos a enfocar nuestras oraciones en los lugares y los grupos sociales que Satanás ha marcado como de su propiedad y para su destrucción, entonces despertamos definitivamente su atención.
¿Le parece una idea extraña y nueva orar por un país al que nunca ha ido?
¿Le parece raro leer sobre una pequeña tribu en la revista GeoMundo y después encomendar a esa tribu seriamente a Dios en oración?: Eso solo indica lo despistado que andamos.... A la luz de nuestra gran comisión de “ir por todo el mundo”, orar por todo el mundo, debiera ser nuestra primera respuesta, y nuestro mayor compromiso para ganar el mundo para Cristo. Orar por la gente en todo el mundo es la responsabilidad de todo creyente.
Orar geográficamente intranquiliza al diablo y entorpece sus planes. Pero ¿cómo hemos de orar por gente que no conocemos, ni sabemos donde está? Podemos estar seguros de que Satanás ha hecho su trabajo de investigación. Necesitamos aprender y enseñar geografía en la iglesia. ¿cómo hemos de orar por Sikkim si nunca hemos oído ese nombre? Debiéramos saber que Sikkim está a un lado de Bután. Bután es un país con un puñado de cristianos. Pocos sabemos donde está Mozambique, pero el diablo ha tenido por siglos un plan sistemático de destrucción y esclavitud. Pocos creyentes oran por Mauritania, que podría ser la razón por la que hay muy pocos cristianos allí. No sabemos donde está y quienes viven allí. Pero podemos estar seguros que el diablo si lo sabe.
Las potestades de las tinieblas conocen y tienen estrategias para todo grupo humano. Lo único que se interpone en el camino de Satanás es la iglesia. Guerra Espiritual en una escala global significa aprender a orar geográficamente.
El capitulo 10 de Daniel, menciona al “príncipe de Persia”, un principado sobre Persia. Este principado no se ha muerto de vejez, ni se ha jubilado. Probablemente siga allí, funcionando de la misma manera. El libro de Daniel menciona también al “príncipe de Grecia”. Si hay príncipes de Persia y de Grecia, también los hay de Escocia, Hawai, Londres, Dallas, y también de Argentina.
La demografía, el estudio de los grupos sociales, es un fundamento igualmente efectivo sobre el que Satanás formula sus estrategias y asigna sus fuerzas. El tiene planes para todo grupo humano. Tiene una estrategia especifica y espíritus asignados para los refugiados, los policías, las esposas maltratadas, los telefonistas, los ciegos, los hombres de negocios, y cada uno de los incontables, pequeñísimos y distintos grupos de la humanidad.

Un partido de fútbol que nadie pagaría por ver:

Lo que está sucediendo entre la iglesia de Jesucristo y los poderes de las tinieblas es semejante a un juego de fútbol. En todo juego de fútbol, hay dos equipos y dos postes que marcan la meta en extremos opuestos del campo. El objeto es que un equipo consiga llegar a la meta en el extremo opuesto del campo de juego, mientras impide que el otro equipo se introduzca en su territorio. L a iglesia está alineada en el campo con una ordenada formación de cierto tamaño y complejidad. Tenemos pastores con antigüedad, pastores asistentes, pastores de jóvenes, pastores de ancianos, pastores del estacionamiento, directores de música, departamentos de esto y lo otro, ancianos, diáconos, escuelas dominicales, estudios bíblicos, etcétera. En innumerables reuniones de negocios, hemos propuesto todas estas maravillosas metas y estrategias.
Son cosas buenas, pero no son malas ni pecaminosas, ni siquiera carnales. Nuestro equipo está de un lado del campo de fútbol cantando “la iglesia triunfante”.
En el otro lado del campo de juego están los poderes de las tinieblas. Si pensamos que tienen otra cosa que una formación sistemática, organizada y premeditada, estamos muy equivocados. Su formación consiste de estrategias y delegaciones para las madres solteras, los huérfanos de Brasil, los taxistas de Nueva York, los laosianos en California, la gente de habla hispana, el club de pesca y la tribu del Amazonas, de la que ningún creyente ha oído jamás.
El único problema con este partido de fútbol es que nadie se está ensuciando el uniforme. En el saque del centro, nos quedamos fuera del campo practicando nuestras formaciones, mientras el diablo, anota gol tras gol. Nadie pagaría por ver un evento deportivo en el que haya dos equipos, pero ninguna competencia.
Quiero sugerir una manera de hacer interesante este partido de fútbol. Sugiero que la iglesia de Jesucristo descubra lo que el diablo ha estado haciendo durante los últimos siglos, ¡!!!!!y se meta después en el campo a bloquearlo!!!!
La Guerra Espiritual no es un partido de fútbol, pero todavía podemos bloquear los poderes de las tinieblas. Podemos entablar combate con el enemigo y entorpecer sus estrategias especificas para la gente, siendo específicos en nuestras oraciones. Ataje al enemigo según sus estrategias geográficas y demográficas. Para nuestra ofensiva la iglesia debiera estar orando geográficamente y planeando estrategias para ganar todas las zonas y todos los grupos sociales para Cristo. El enemigo ha hecho estragos en el mundo. Países enteros están esclavizados, casi sin testimonio cristiano, debido a que nosotros, la iglesia, no hemos combatido específicamente a Satanás. No hemos conocido la manera que ha estado haciendo su trabajo en el mundo. Hemos ignorado sus estratagemas.
Por otro lado, hemos visto regiones enteras, resistentes una vez al evangelio, cambiar notablemente como resultado directo de creyentes que oran geográfica y específicamente, por ejemplo: Nepal tenia 29 creyentes en 1959, y ahora hay 100.000.

Susurrando en la guerra:

Otro ejemplo extraordinario de los resultados de la oración especifica es Rumania. Francisco Barton (nombre cambiado para protección suya) comenzó A visitar periódicamente a Rumania como misionero no residente en 1983. Las condiciones lo horrorizaron. La policía secreta había asesinado a más de 60.000 personas durante el gobierno de Ceausescu. La privación económica era tan grave, que cada hogar podía tener sólo una opaca bombilla de luz, durante unas pocas horas por la noche. Tantos bebes se congelaban hasta morir en los hospitales, que el gobierno aprobó una ley diciendo que un bebe no era una persona hasta que tuviera un mes de nacido; de esa manera, los que morían antes no aparecían en las estadísticas.
Una y otra vez Francisco regresó a Rumania. Dios lo llevó a un grupito de creyentes en un pueblo llamado Timisoara. Se reunían secretamente en casas y Dios comenzó a hablarles acerca de la Guerra Espiritual. El Señor los impresionó para que vinieran en contra del espíritu de miedo y el espíritu de terror. Estos espíritus controlaban todos los aspectos de la sociedad rumana. Sintieron que debían salir tarde por la noche en grupos pequeños, dando paseos de oración por todo el pueblo. Ahí, enfrente de los diferentes edificios oficiales, Francisco y los creyentes locales oraban contra los principados y las potestades, en susurro, para no ser oídos por la policía secreta.
Se sentían ridículos, pero seguían obedeciendo a Dios. A lo largo de los meses, las cosas más bien empeoraron. En febrero de 1989, dos pastores desaparecieron, asesinados por la policía secreta. Otros fueron encarcelados, pero los creyentes siguieron reuniéndose y haciendo guerra espiritual. Dios hablo de nuevo, asegurándoles que la victoria era inminente.
Finalmente, el 23 de octubre de 1989, la palabra del Sr. vino, diciéndoles que comenzaría un fuego en su pueblo que “Ardería por toda Rumania”. que mensaje más difícil de creer, especialmente para un pequeño grupo de personas que susurraban sus oraciones en secreto.
Sin embargo, la chispa comenzó en Timisoara, exactamente como Dios lo había dicho. Comenzó con el arresto domiciliario el 15 de diciembre de 1989. de un pastor reformado de nombre: Laszlo Tokes. Lo que seguía generalmente a tal arresto era la desaparición del ministro, pero esta vez fue diferente. La palabra del arresto de Tokes se difundió, y en vez de la usual reacción acobardada, los creyentes corrieron a la casa del pastor, formando una cadena humana en la entrada. La policía los amenazo, pero ellos comenzaron a cantar el primer estribillo de la revolución: “¡sin miedo, sin miedo! ¡ libertad!” .
El numero creció. Algunos fueron llevados y torturados. Pero en vez de dispersarse, vinieron más, miles más. A los creyentes se unieron otros que no lo eran, y nadie parecía tener miedo. La gente se acercaba a los soldados, descubriéndose el pecho frente al cañón de los fusiles declarando: “¡estamos ganando! ¡abajo con Ceausescu!” . las publicaciones noticiosas dijeron que “cientos, quizá miles de hombres, mujeres y niños desarmados fueron matados en Diciembre de 1989”, pero lA multitud seguía creciendo. La gente se acercaba a los soldados y se arrodillaba en oración frente a ellos.
La llama se había encendido. El ejercito cambio de parecer y lucho a favor del pueblo contra la policía secreta y el brutal reinado de Ceausescu termino antes de la navidad de 1989. los periódicos de la nación reportaron: “ la banda de miedo y de terror ha sido rota”. Miedo y terror, las mismas potestades de espíritu contra los que Dios había llevado a orar a un pequeño grupo dos años antes.
Esta es solo una de las historias. Muchas otras personas estaban orando, no solo por Rumania, sino por toda Europa Oriental. En su oración por la iglesia sufriente en el Mundo Comunista. Lo que ha acontecido allí es prueba de que las oraciones enfocadas contra los principados y potestades quebrantan su poder. No obstante, todavía necesitamos orar para que Dios mantenga esta precaria puerta abierta en la Europa Oriental.

Potestades: ( exousias)

La tercera función en la jerarquía de Satanás es de “potestades” o “fortalezas”. estas se refieren a géneros de maldad y a los demonios consignados a esos pecados. Indica un esfuerzo concentrado hacia el aumento de ciertos males.
¿cómo es que un diablo derrotado tiene tal dominio en la tierra?. Cuando era joven, recuerdo oír a un predicador proclamar que el diablo estaba derrotado. Él decía: “Jesús derroto al diablo. Tenemos la victoria. el está fuera de combate. Está absolutamente cesante”. Yo salí de la iglesia pensando: “si el diablo fue vencido hace 2000 años, ¿por qué sigue todavía en nuestro pueblo?”. No era difícil ni para un joven ver lo activo que estaba este diablo derrotado.
Es cierto que Satanás fue total y eternamente vencido. Su derrota es una verdad digna de celebrar. Pero igualmente de cierto es que este derrotado diablo esta ocupado en la tierra hoy. ¿cómo puede ser?. El está activo en nuestra sociedad en el grado que la gente este pecando y viviendo egoístamente. El tiene precisamente la cantidad de actividad que le damos cuando vivimos en oposición a Dios. Existe también un residuo de los que pecaron a lo largo de la historia. La libertad del diablo de moverse en nuestra ciudad es un regalo para el de gente como Ud. y como yo que ha pecado y continua viviendo egoístamente.
La actividad de Satanás está determinada también por la naturaleza de nuestro pecado. La manera en que pecamos le permite a Satanás ejercer influencia en conexión con esos pecados. El usa “comisiones de poder”, o fuerzas demoníacas comisionadas de acuerdo con el tipo de mal al que nos entregamos. De esa manera tenemos potestades de codicia, homosexualidad, depresión, miedo, brujería, etc. Puede haber tantas potestades como hay de pecado.
No quiere decir esto que el diablo tenga una biblioteca de potestades. El no saca la lujuria del estante y la lanza sobre una ciudad, haciendo que todos en la ciudad se entreguen a la lujuria. No opera así. No obstante, una ciudad, y hasta un país puede colectivamente entregarse a la lujuria y otros pecados. A causa de la concentración de miles de elecciones individuales en ese lugar, se establece una comisión de poder de esos pecados en particular. Por eso una ciudad puede caracterizarse como una capital de la pornografía, mientras que otra puede ser conocida por sus actividades ocultistas, y otra como un centro de codicia en los juegos de azar.
Las comisiones de poder entran en las familias también cuando estas se entregan a pecados en particular. Hasta iglesias, aunque representantes de Cristo, pueden tener comisiones de poder. Una iglesia con una historia de divisiones y contienda puede tener una comisión de poder de división y contienda. Países, ciudades, grupos sociales y hasta individuos pueden tener comisiones de poder. En algunos casos, las luchas de un pueblo o lugar se pueden trazar cientos de años en el pasado cuando la gente se entregaba allí a practicas especificas de maldad.
En la guerra espiritual, Dios nos puede mostrar la naturaleza de las potestades en una situación particular. En hogares, ciudades y naciones, Dios puede y nos dará una indicación de las potestades atrincheradas allí. Pero nunca es para solo saber quienes son esos poderes sin hacer nada. Debemos emprender la acción. Dios no satisfará simplemente nuestra curiosidad.


Tres cosas que debemos hacer:

1- debemos evitar la influencia.
Si me encuentro en una casa llena de contienda, debo tener cuidado de no ser atraído a la contención. Algo semejante ocurre a muchos bienintencionados creyentes que pierden la oportunidad cuando hablan con mormones ó testigos de Jehová. Los creyentes comienzan comunicando la verdad, pero pronto son arrastrados por el espíritu contencioso. La contención jamás los ganara a Cristo, porque es el mismo espíritu bajo el que operan estos grupos. Debemos compartir la verdad bajo el espíritu de verdad.

2- debemos orar específicamente contra las potestades de espíritus
Dios nos mostrará el espíritu en particular que ejerce su influencia para que nuestras oraciones sean especificas. Podemos entonces romperlas en el Nombre de Jesús, e interceder para que el Espíritu Santo venga a sanar la situación. Cuanto más específicos seamos en oración, más eficaces serán estas. Por ejemplo, cuando vemos un patrón de esclavitud en una familia por generaciones, necesitamos reconocerlo sencillamente y entonces en oración, ordenarlo que se rompa en el Nombre de Jesús. Si es una potestad sobre una región más amplia, como una ciudad o una nación, se necesitara más gente orando en unidad por un tiempo más largo para hacerlo retroceder.

3-debemos vivir en el espíritu opuesto.
Esto significa que cuando veamos prevalecer la codicia en una situación, nos volvemos generosos; sujetos, desde luego, a la dirección de Dios en nuestra manera de dar. Significa también que si encontramos depresión, decidimos alabar a Dios y regocijarnos en todas las cosas. Si vivimos en el espíritu opuesto, correspondiendo con la influencia opuesta derribaremos esas potestades opuestas. Dios no nos llama a actuar ocasionalmente en respuesta a las potestades, sino a vivir diaria, total y completamente ocupados en la guerra espiritual. Viviendo continuamente en el espíritu opuesto ante las potestades de las tinieblas y la gente, nos abrimos paso y cambiamos lo que está allí.
Periódicamente se llevan equipos de evangelización a diferentes partes del mundo y en cada lugar se busca a Dios, para saber que tipo de potestades predominan allí. Un país tiene el índice más alto de suicidio en el mundo. Un alto numero de misioneros han regresado de allí deprimidos y derrotados. No se requiere una percepción especial para ver que las potestades de depresión han hecho su hogar en ese lugar. Durante una actividad misionera de corto tiempo en ese país, después de haber estado allí solo dos semanas, los misioneros se acercaban diciendo:
“me siento muy deprimido”
“no estamos haciendo nada aquí”
“soy un inútil”
Si no reconocemos las potestades especificas de un lugar, podemos volvernos susceptibles a su influencia.
Otra cosa de la que debemos percatarnos respecto de la jerarquía de Satanás, sus gobernadores, principados y potestades es que la división de estas funciones no es inflexible. La podríamos comparar con una corporación humana con varios vicepresidentes, llevando cada uno diferentes carteras de responsabilidad. Es lo mismo con los gobernadores, los principados y las potestades. A veces un principado puede ser también un gobernador, ejerciendo dominio sobre una estructura humana de autoridad. Una potestad puede ser también un principado, como el caso de los que dominaban sobre Rumania. El mismo demonio puede tener varias funciones.
Muchas actividades del enemigo son funciones que se cruzan en las regiones celestes. Si pedimos al Espíritu Santo el nos revelara la manera de obrar de Satanás en un lugar o situación. Entonces podemos marchar contra sus obras con oración especifica. El Señor pudiera llevarnos a orar contra un principado sobre un país, o contra un espíritu que ataca a las familias, o contra un demonio que mantiene a la gente en el ateísmo. De esa manera estaremos frustrando los planes de Satanás en la tierra. Simple obediencia en la oración es muchísimo más importante que los intentos de definir las intrincadas categorías del mundo espiritual.

Los poderes de las tinieblas

HUESTES ESPIRITUALES DE MALDAD (pneumatika ponerias)


Otra manera en que Satanás asalta a la humanidad es por medio de los poderes de las tinieblas. “huestes espirituales de maldad” Efesios 6:12
Es un termino bíblico que muestra la obra del reino de Satanás. Los poderes de las tinieblas hacen dos cosas:
- mienten.
- tratan de impedir la propagación de la verdad.

Espíritus mentirosos

Debemos entender que un bastión de espíritus demoníacos ha sido enviado a este planeta para mantener en tinieblas las mentes de los hombres. Estos seres nos engañan acerca de cualquier cosa, desde simples y pequeñas mentiras, hasta las grandes y complicadas como el hinduismo, el islamismo y el budismo. Por ejemplo. Un espíritu mentiroso es el ángel Moroni. Este demonio, que se acuartelo en Salt Lake City, EE.UU. está cegando a millones de personas en todo el mundo. Conocemos el nombre de este espíritu mentiroso debido a su aparición a José Smith. Pero creo que hay otros demonios que no conocemos que están asignados a cada religión y secta en la tierra. “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la Gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4)
Muchos hemos creído cosas en el pasado que ya no creemos. Estábamos en cierta medida de oscuridad, nuestra vida entera es un proceso de adquirir más luz, de ver expuesta la mentira y de abrazar la verdad de la palabra de Dios. La tarea del enemigo es estorbar continuamente este proceso, escondiendo la luz y cegándonos con falsedades. Una constante andanada de mentiras está dirigida a la mente de cada persona. Estos espíritus nos mienten acerca de Dios, nos dicen que él no existe, o que no es bueno y amante. Nos ofrecen conceptos erróneos acerca de otros. O nos dicen mentiras acerca de nosotros, haciendo que nos odiemos a nosotros mismos. Todo eso es tinieblas.

Enormes conspiraciones de mentiras

Como ya he mencionado a veces las mentiras del enemigo son una completa red de ideas. Las religiones falsas y las filosofías engañosas no son una pequeña actividad en la tierra. La profundidad y complejidad de estas creencias y los muchos tributarios de donde emanan para formar una corriente, son evidencia de una enorme conspiración para engañar a los hombres. La efectividad de estas mentiras es vista en enormes grupos sociales. En 1 Timoteo 4:1 Pablo predijo el surgimiento de “espíritus engañadores” y “doctrinas de demonios”
Toda secta y religión impía en el mundo se deriva de la compleja red de engaño de Satanás. Este sistema ha sido concebido en los antros del infierno, cuidadosamente trabajado para esclavizar la mente. En tiempos recientes, hemos sido inundados por pensamientos que parecen occidentales, pero que son muy orientales. El llamado Movimiento de la Nueva Era, no es más que la “antigua” mentira dicha a Eva en el huerto:


Tú puedes ser un dios y establecer tu propia realidad, tú propia verdad y tú propia moralidad. No tienes que morir; puedes reencarnarte. Dios no es una persona; es una fuerza que está en todos y en todo. Tú puedes descubrir esta energía que lo impregna todo si presentas tú persona a una conciencia superior y más profunda del yo...

Este supuestamente nuevo esclarecimiento es realmente tinieblas viejas, y ha estado en el centro de toda religión y secta falsas a través de la historia. Ahora podemos ver su mensaje en la música de la actualidad y en programas populares de televisión, películas, tendencias y seminarios. Ha cautivado a algunas figuras celebres de Hollywood, a algunos oficiales del Pentágono y asta ha llegado a las escuelas primarias de la localidad. Los creyentes debemos poder detectar esta mentira y combatir su influencia.

Ni político, ni científico

Otros sistemas pudieran parecer no estar relacionados, pero lo están. es difícil criticar el comunismo o la teoría de la evolución sin ser catalogado inmediatamente como fundamentalista de derecha. Pero el comunismo y la teoría de la evolución, están cubiertas por delgadas capas de política y ciencia. Sin hacer caso a sus adornos políticos y científicos, necesitamos verlos desde la perspectiva de la guerra espiritual. El comunismo más que ningún otro sistema, ha intentado fervientemente impedir el avance del evangelio, aplastar a la iglesia y quitarle a la gente su esperanza en Dios. Cuando filosofía o ideología se opone a Dios, ya no es primordialmente política sino espiritual.
Las credenciales científicas de la teoría de la evolución tampoco son de ningún significado desde el punto de vista de la guerra espiritual. En vez de polemizar sobre estratos y fósiles, solo tenemos que ver los resultados de la teoría de la evolución en el corazón y la mente de los hombres. La teoría de la evolución ha sido el pozo negro de donde han salido el comunismo, el humanismo, el existencialismo y hasta el nazismo. Es una filosofía anti-Dios, justificada por proposiciones ridículas y hábilmente disfrazada de ciencia. Ninguna otra filosofía vomitada sobre este planeta ha dañado mas almas que la de la evolución. Ningún competidor de las entrañas del infierno cuenta con la mitad de su astuto engaño.
Para los creyentes, las religiones, las filosofías y las ideologías tienen que llegar a ser factores importantes en la guerra espiritual. Como guerreros espirituales, podemos enfrentarlas orando y luchando contra ellos en la dimensión espiritual. Y podemos ocuparnos de ellas estando continuamente de parte de la verdad. Nuestra posición debe ser contra toda forma de mentira. Los creyentes debemos ser los guardianes y proclamadores de la verdad.


Espíritus que tratan de impedir la propagación de la verdad


Estas fuerzas no solo están interesadas en propagar mentiras. sino también en impedir la propagación de la verdad. Pudiera no ocurrírsenos con frecuencia, pero hay fuerzas demoníacas asignadas a estorbar la predicación del evangelio. Se las podría llamar antievangelistas espirituales, que hacen todo lo que está a su alcance para impedir que los creyentes comuniquen el evangelio y que la gente lo escuche.
Muchos de nosotros vemos la evangelización como algo que hacemos si tenemos la oportunidad. Algunos recibirán nuestro mensaje y otros no. A veces no nos sentimos con animo para evangelizar. Sabemos que tenemos la responsabilidad de comunicar el evangelio, pero no somos muy entusiastas. ¿ se ha puesto a pensar porque? ¿por qué se siente tan incomodo? Y ¿por qué no hay más gente que responda cuando finalmente predicamos el evangelio? ¿pudieran haber fuerzas espirituales obstaculizando nuestras actitudes y esfuerzos en la evangelización?. Existe un sistema demoníaco procurando disuadirnos de que evangelicemos. Estos seres dicen: “no seas un fanático de la Biblia. Tú no eres evangelista. Haces el ridículo. La gente te rechazará. ¿por qué piensas que tienes la razón y ellos no?. No lo hagas”

Dos cosas que aborrecen los demonios


Además de la intercesión, hay dos cosas en la vida del creyente que las potestades de las tinieblas aborrecen, y son la humildad y la evangelización eficaz. La humildad arranca las raíces del orgullo y el engaño en la vida de quienes domina Satanás. El fue derrotado por la humildad de Cristo en la cruz. Las potestades de las tinieblas también aborrecen la evangelización porque invade su territorio.
Podemos tener toda clase de reuniones, servicios de cantos y sociedades para recibir bendiciones. Al diablo lo tiene completamente sin cuidado. Pero si entramos en su territorio y comenzamos a liberar las almas de su dominio, tenemos que estar preparados para una guerra sin cuartel. El nos mentira respecto a nuestra capacidad. Tratara de infundirnos miedo. Retendrá nuestras finanzas para que no podamos ir al campo misionero. No se detendrá en nada para impedirnos difundir el evangelio. No solo debemos aprovechar las oportunidades que se nos presentan, sino que tenemos que asumir la ofensiva. Tenemos que tomar la determinación de predicar el evangelio.
De acuerdo con Lucas 10:2. “la mies a la verdad es mucha, más los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envié obreros a su mies”. Nunca debemos suponer que la predicación del evangelio sea suficiente. Ni tampoco es suficiente cuando enviamos a más personas. No importan cuantas personas respondan al llamado de Dios de “ir por todo el mundo” los obreros son todavía pocos a la luz de las fuerzas de las tinieblas que procuran impedirlo. Los obreros serán “pocos” mientras quede una sola alma que salvar.
¿Debiera desanimarnos esto?. No. Pero tenemos que aprender que no podemos separar la guerra espiritual de la evangelización mundial. ¿qué podemos hacer? ¿solo orar y reprender al diablo?. Si estamos en una habitación oscura, no reprendemos la oscuridad. Encendemos la luz. Si queremos quitar la oscuridad del mundo, debemos hacer todo lo que esta a nuestro alcance para encender la luz de Jesucristo. Debiéramos cantar, predicar, escribir, dramatizar; es decir, hacer lo que sea necesario para proclamar el evangelio. Nunca debiéramos oponernos a ningún método si proclama la verdad. Y continuamente debemos estar ocupados en la guerra espiritual juntamente con la evangelización. “Así que hermanos míos amados, estad siempre firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano” ( 1 Corintios 15:58)


Componente 3: Ataque sobre el individuo

La tercera fuerza de asalto a favor del reino de las tinieblas es llevada a cabo por los espíritus malignos. Estos espíritus no están interesados en las zonas geográficas, ni en el comunismo, sino en el individuo. Los espíritus malignos ejercen su influencia sobre la conducta individual. Ya hemos visto que los demonios trabajan en las personas a través de : la mente, el corazón y la boca. Los espíritus tentadores fomentan el pecado y si salen airosos, llevan a la gente a la esclavitud.
Es interés de estos espíritus no es un grupo, sino un individuo. Así como hay Ángeles guardianes para cada creyente, podemos pensar que así mismo hay un demonio asignado a cada uno de nosotros. Esto no debiera alarmarnos, porque somos protegidos por el poder de Dios si hemos aceptado a Jesús como nuestro Salvador. No obstante. Satanás esta interesado en el individuo.
Los espíritus malignos procuran ejercer su influencia sobre nuestra conducta. Somos tentados constantemente para hacer el mal por la presión del enemigo sobre nuestros pensamientos, actitudes, apetitos y voluntad. Pero note que es una influencia y no una causa. Flip Wilson tenia una rutina popular en la década de los sesenta llamada: “¡ el diablo me obligó a hacerlo!”. Esto pudiera ser buena comedia, pero no es verdad. La gente afirma ser impotente pero no lo es. Por ejemplo. Un cleptómano no roba cuando sabe que lo están vigilando.


Descenso a la esclavitud

Sin embargo, existe una progresión. Todo lo malo comienza con una influencia. Somos tentados; sentimos deseos de hacerlo. Podemos pedir la gracia de Dios y rechazarlo o podemos consentir. Si cedemos a la influencia , cargamos un “peso en nuestra voluntad”. Será más fácil cometer ese pecado la segunda vez. Con cada repetición el pecado se vuelve más fácil, conforme comenzamos a adormecer nuestra conciencia. Podemos llegar al punto donde el pecado ya no parece malo. Así es como un asesino a sueldo puede matar a alguien y después ir a disfrutar una buena cena. Ya no le molesta más.-
Si continuamos en la maldad, desarrollamos “hábitos de pecado”. Los hábitos pueden ser muy fuertes. Dos errores comunes ocurren en este punto. Primero: llegamos a convencernos que es nuestra naturaleza básica y que no tiene cura. Segundo: pensamos que estamos poseídos. Esto no es verdad no estamos poseídos aún. Es solo un habito, profundamente arraigado, como muchas otras cosas que hacemos sin pensarlas. Por ejemplo: conducir un auto en Nueva Zelanda, es muy interesante volante está al lado derecho en vez del lado izquierdo, salir del flanco de la acera hacia la derecha y tener que concentrarse para quedarse en el carril izquierdo, sencillamente uno no puede conducir por el lado derecho. Pero no está acostumbrado a hacerlo por el lado izquierdo. No lo puede remediar. Toda la vida lo hizo por el lado derecho. Es un habito , es una costumbre. Uno puede decir: no lo puedo remediar, tengo debilidades. No puedo cambiar inmediatamente. ¿podría conducir por el centro un tiempo hasta que me acostumbre?.
No, no puede hacerlo. Uno decide manejar por el lado correcto, se adapta a la manera correcta y a la ordenanza del lugar. No hay “demonio de conducir por el lado derecho” del que necesite ser liberado. Sencillamente se “rompe el habito” de años. Los patrones habituales pueden ser profundos, pero pueden ser rotos por la gracia de Dios y nuestro compromiso a hacerlo.
Sin embargo, si continuamos en un habito de pecado, podemos desarrollar una atadura. Una atadura significa que existe un elemento sobrenatural en nuestro problema. El enemigo tiene ahora un asidero en una función de nuestra personalidad. Hemos hablado tradicionalmente de gente oprimida o poseída. Pero dejamos de utilizar estas palabras porque es difícil definir dónde termina una y comienza la otra. La palabra “poseído” no aparece en las escrituras originales; la palabra es sencillamente “endemoniado”. A esto llamo una atadura
Es posible tener una atadura que no consuma totalmente su personalidad y función; estar solamente atado en cierta parte de su personalidad. Cualquiera sea la atadura y el grado, si usted está atado, necesita ser liberado en el Nombre de Jesús.
La Guerra Espiritual se ocupa de dos niveles: el nivel mayor o cósmico, y el nivel individual, el personal. Cuando enfrentamos el reino de las tinieblas, nos enfrentamos a los gobernadores, los principados y las potestades en naciones, grupos sociales y en las estructuras de autoridad. Y debemos liberar de las ataduras a los individuos mediante la oración, la intercesión y el ministerio personal. Estamos firmes contra las influencias malignas en sus vidas así como en las nuestras. Debemos proceder con resolución en nuestros esfuerzos por comunicar el evangelio y llevar la luz dondequiera que haya tinieblas. No es una tarea demasiado grande, si seguimos aprendiendo lo fuerte que podemos ser en el Señor. Podemos llegar a ser hombres y mujeres que ejerzan la autoridad de Dios, y alcanzar victorias en todos los niveles.

Conociendo y Reconociendo la obra del Enemigo


Todo lo visto nos da la pauta de la necesidad de conocer y reconocer las “artimañas del enemigo”. No solo como el enemigo opera en las distintas áreas de la vida personal, sino también, en las áreas geográficas.
Debemos conocer sobre como realizar una “cartografía espiritual” en el lugar donde vivimos y conocer sobre las raíces del lugar, para identificar que tipo de “principados”, “gobernadores”, “potestades” y “huestes de maldad” hay en la región.
Solo la “obediencia”, la “sujeción”, la “dedicación” y la “intimidad con Dios” nos da la libertad de poder usar con eficacia la “autoridad delegada” sobre Satanás a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz del Calvario.
El llamado a la intercesión y el clamor, es algo que Dios esta realizando cada día para la salvación de las almas atadas por los poderes de las tinieblas. Todo creyente se encuentra en una batalla, lo asuma o no, lo entienda o no, cada día es responsable por las almas que lo rodean y como hemos visto, aun por las almas del mundo entero, ya que la oración alcanza los lugares más impensado.







ASÍ SE MUEVE EL ENEMIGO.......

RESPETANDO RANGOS DE

AUTORIDAD..........








FORTALEZAS Y AGRUPACIONES


Soberbia: orgullo, perfeccionismo, acusación, competición, burla, terquedad, chisme, jactancia, sarcástico, auto exaltación, discriminación, etc..

Sordo mudo: locura, epilepsia, doble mente, suicidio, hiperactivo, auto mutilación.

Letargo: alejamiento, mente atada, adormecimiento, olvido, estupidez, soñador, trances, vagancia, confusión.

Adivinación: ocultismo, magias: blanca, negra, roja y otras, velos mágicos, curanderos, parasicólogos, ocultismo, tarot, quiromancia, cartomancia, horóscopos.

Espíritus Familiares: espíritus guías, maldiciones de brujos, y brujas, de satanistas, de indígenas, de santerías, de origen, de vudú, de palabras negativas, de otros o de uno mismo, espiritismo.

Miedo: inseguridad, inadecuado, complejo de inferioridad, preocupación, sensibilidad, miedo a la autoridad, terror, horror, pesadillas, ataques de pánico, fobias, ansiedad, nervios, abandono.

Pesadez: tristeza, rechazo, desesperación, lamentación, fatiga, culpa, auto lastima, soledad, depresión, suicidio, imsomnia

Celos: impaciencia, amargura, decepción, codicia, control (Jezabel), venganza, sospecha, enojo, rabia, odio, matanza, violencia, egoísmo.

Mentira: decepción, exageración, profano, hipocresía, auto-condenación, robo, aislamiento, vanidad, chisme.

Anticristo: duda, incredulidad, rebeldía, brujería, auto-exaltación, hechicería, pactos ancestrales, velaciones, ritos ocultistas y sectas satánicas, esoterismo, metafísica, angiologia, yoga, mentalismo.

Pobreza: espiritual, física, material.

Ataduras: avaricia, glotonería, obesidad, adicción, anorexia, bulimia.

Enfermedad: artritis, asma, cáncer, muerte, dolor, circulación, huesos, órganos, glándulas, enfermedad en la sangre, diabetes, etc.

Prostitución espiritual y carnal: culto, religiosidad, legalismo, idolatría, debilidad emocional, fornicación, adulterio.

Perversión: lujuria, lesbianismo, homosexualidad, masturbación, sodomía, bestialidad, violación a la niñez, incesto, incubo, subcubo, exhibicionismo, pornografía, seducción, sensualidad, masoquismo, orgías, sadismo, fetichismo, manoseo y toda impureza sexual.

Estas son algunas de las “fortalezas” demoníacas con las que cuenta el ejercito enemigo para batallar a los hijos de Dios y para someter a la humanidad que no conoce al Redentor Jesucristo.
Entiéndase que hablamos de “fortalezas” y de “agrupaciones de demonios”, los que se unen y fortalecen conforme al pecado o la puerta abierta en las personas. Cada fortaleza es comandada por un “hombre fuerte”, el cual hay que atar antes de entrar en batalla espiritual, en la oración a favor de la persona o en la intercesión estratégica.

Animamos a los lectores a la oración dirigida por el ESPÍRITU SANTO, para una revelación de mayores detalles y saber que hay más por saber, esto no es todo, siempre Dios tiene más para los que “buscan, piden y están dispuestos a recibir”.

DIOS BENDIGA CADA INTERCESOR Y GUERRERO LLAMADO A PELEAR LA BUENA BATALLA.....